La ONG de la salsa

Puedes aprender a bailar como quieras, incluso en ropa interior.
¿Qué se necesita para aprender a bailar salsa?

La gente, en general, no aprecia lo que tiene delante y si lo tiene detrás, tampoco lo aprecia porque no lo ve.

El caso es que estoy convencida de que muchos deberían agradecerme lo que hago, pero como sois unos desagradecidos, ni siquiera me tratáis con respeto ni cariño.

Para mí, tomar la decisión de ir a bailar cada día en ropa interior no fue fácil. Siempre he sido una persona (porque sí, yo también soy una persona) muy tímida y con muchos complejos. En la adolescencia tuve granos, muchos granos, y lo pasé tan mal que para mí era un suplicio salir de casa. Me horrorizaba que la gente me mirara.

Al fin hoy, muchos años después, me he reconciliado con mi cuerpo y con mi aspecto y he decidido mostrar todo lo que puedo y que se considere “legal” (el nudismo no es ilegal, por cierto, pero es un tema que merece entrada aparte).

En realidad, amigos, no exagero si digo que soy una ONG salsera. Sí, yo estoy llevando a cabo, con ayuda de mi cuerpo, una extraordinaria labor social.

La gente paga para ver una exhibición, o para ver a chicas desnudas o medio desnudas… Pues conmigo tienes espectáculo gratis y encima bailo y todo.

En ocasiones, veo gaviotas volando junto al mar y dejo vagar mi mirada miope por el horizonte a través de mi ventana, y entonces pienso, con una sonrisa dibujada en mi rostro, a cuantos chicos les estoy dando la oportunidad –única en sus vidas- de ver a una mujer en ropa interior, bailar con ella y poder tocarla.

Sé que son muchos los que, ni en sus mejores sueños, estarán nunca tan cerca de una mujer medio desnuda. Jamás creyeron que podrían tener a una así a escasos centímetros, sentir su piel y poder interactuar con ella desde el punto de vista salsero bailarín.

Y encima soy simpática y muy agradable.

¿Y cómo me lo agradecéis?

De ninguna manera.

Os burláis de mí, me ofrecéis vuestras chaquetas para que no tenga frío, dejáis caer que soy una guarra, me culpáis de que no os salen las figuras porque yo os pongo nerviosos…

¿Para qué venís entonces? Quedaos en vuestra casa, o id a otra academia. Además, aquí el profesor es un borde.

Y está gordito.

Pero sólo él. Yo no. Yo estoy estupenda.

Aunque la cuestión que aquí importa hoy es que yo sé que se contarían con los dedos de una mano, los hombres que pueden decir que han bailado con una mujer que va en braguitas y sujetador.

Desagradecidos.

Autor: Vanesa.

Publicado por

Academias de baile en Málaga

Baila baile en Malaga

Baila rueda de casino en Malaga
Son 20 euros al mes. Un dia a la semana, dos horas ese mismo dia. Horario de 21a23:00 horas.
Si no vienes con pareja no importa, salvo que por tu edad sea dificil o imposible buscarte una (menores de 18 o mayores de 60)
Si un dia faltas a clase, no lo pierdes. Recuperas otro dia de la misma semana. El primer mes, procura no faltar a clase.